Marzo mes de prevención del cáncer de colon

Toma el control de tu salud y combate el hígado graso con estos consejos nutricionales

¿Te han diagnosticado con enfermedad del hígado graso no alcohólico (NAFLD)? ¡No te preocupes! Con una alimentación adecuada, puedes mejorar tu salud y prevenir complicaciones.

Aquí te presento algunas recomendaciones dietéticas claves:

Pierde peso de forma gradual:

Si tienes sobrepeso u obesidad, perder incluso un 5% de tu peso corporal puede marcar una gran diferencia en tu salud hepática.
Apunta a una pérdida de peso de 0.5 a 1 kg por semana para evitar efectos secundarios negativos.
No caigas en dietas drásticas o muy bajas en calorías, ya que pueden ser perjudiciales.

Elige carbohidratos complejos:

Sustituye los carbohidratos simples como el azúcar y las harinas refinadas por opciones más complejas y ricas en fibra como:

  • Cereales integrales: arroz integral, quinoa, avena.
  • Frutas: Manzana, pera, naranja, bayas.
  • Verduras: Brócoli, espinacas, coliflor, zanahorias.

Aumenta las grasas saludables:

Elige grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas provenientes de:

  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Aguacate.
  • Frutos secos: Nueces, almendras, avellanas.
  • Pescados grasos: Salmón, atún, sardinas.
  • Reduce el consumo de grasas saturadas y trans presentes en carnes rojas, embutidos, productos lácteos enteros y comida rápida.

Consume proteínas con moderación:

Aporta proteínas de alta calidad a tu dieta a través de:

  • Carnes magras: Pollo, pavo, pescado blanco.
  • Legumbres: Lentejas, frijoles, garbanzos.
  • Huevos.
  • Productos lácteos descremados.
  • Evita el exceso de proteínas, ya que esto puede aumentar el trabajo del hígado.

Sigue un patrón de comidas regular:

  • Realiza de 4 a 5 comidas al día con intervalos de no más de 2-3 horas entre ellas.
  • Consume tu última comida al menos 3 horas antes de acostarte.
  • Come despacio y con atención, masticando bien los alimentos.
  • Escucha a tu cuerpo y deja de comer cuando te sientas satisfecho.

Recuerda

Consulta con un profesional de la salud o nutricionista para recibir un plan de alimentación personalizado acorde a tus necesidades.
Combina una dieta saludable con actividad física regular para potenciar los beneficios para tu salud hepática.
La constancia y el seguimiento de estas recomendaciones serán claves para mejorar tu condición y prevenir complicaciones a largo plazo.
¡Toma las riendas de tu salud y disfruta de una vida más plena!

*Recuerde que este artículo no reemplaza una consulta médica.

Agenda tu cita

Si requieres más información sobre como prevenir o tratar el hígado graso, solicita una consulta con nuestros profesionales en gastroenterología Aquí

Abrir chat
!Hola! ¿Necesitas ayuda?
Bienvenido a Gutmédica
Hola

¿Necesitas ayuda?