Es un procedimiento endoscópico que permite examinar el colon para detectar anormalidades. El procedimiento se lleva a cabo insertando un tubo delgado y flexible llamado colonoscopio, que posee una cámara integrada a un circuito computarizado digital.

Durante el exámen

Generalmente se realiza bajo sedación. La colonoscopia es bien tolerada y rara vez provoca dolor. Durante el procedimiento, el paciente puede sentir presión, o distensión abdominal. El paciente se recuesta de lado, mientras el médico inserta lentamente un equipo de endoscopia (colonoscopio) a lo largo del intestino grueso para examinar su parte interna. El médico vuelve a examinar la mucosa del colon mientras extrae lentamente el colonoscopio. El procedimiento suele demorar entre 15 a 30 minutos, aunque el paciente debe disponer de 1 a 2 horas.

En algunos casos, el médico no puede pasar el colonoscopio por todo el colon hasta el lugar en donde éste se une con el intestino delgado. A pesar de que puede ser necesario realizar otro examen, el médico puede resolver que el examen limitado resulta suficiente. Si durante la colonoscopia se encuentra un área del intestino que requiera estudiar más detalladamente, se tomará una biopsia con una pinza que pasa a través del equipo flexible, siendo indoloro y obteniendo pequeñas muestras del tejido. Al detectar pólipos, en su mayoría se extirparán inmediatamente, aunque en algunos casos será necesario otro procedimiento para efectuar esta resección.

Al finalizar el exámen

El paciente esperará en la sala de recuperación unos 15 ó 20 minutos, aproximadamente, hasta que la mayoría de los efectos de la medicación hayan desaparecido. s resultados de las biopsias que se realicen. Si a usted se le administraron sedantes durante el procedimiento, alguna persona mayor de edad deberá llevarlo a su casa . Aunque usted se sentirá bien después del procedimiento, su criterio y sus reflejos pueden quedar afectados hasta por 2 a 4 horas posterior al procedimiento . Es posible que sienta algún retortijón o distensión debido al aire introducido en el colon durante el examen. Estas sensaciones suelen desaparecer rápidamente cuándo se evacuen los gases. Seguramente usted podrá comer normalmente después del examen, pero es posible que el médico restrinja su dieta y sus actividades, especialmente después de una polipectomía.

Posibles complicaciones de la colonoscopia

Por lo general, la colonoscopia y la polipectomía son procedimientos seguros cuando son efectuados por médicos expertos capacitados en la realización del procedimiento. Una de las posibles complicaciones es la perforación o el desgarro de la pared intestinal, que pueden requerir cirugía. En el sitio de la biopsia y la polipectomía puede producirse sangrado, aunque generalmente éste es menor. El sangrado puede detenerse espontáneamente o puede ser controlado por medio del colonoscopia. Algunos pacientes pueden presentar una reacción a los sedantes, o bien experimentar complicaciones por enfermedades cardíacas o pulmonares.

A pesar de que no es común que se presenten complicaciones después de una endoscopia, es importante reconocer las señales tempranas de las mismas. Si usted advierte dolor abdominal severo, fiebre y escalofríos, comuníquese con nosostros y/o acuda a un servicio de urgencias.

Exámenes de Colonoscopia

  • Colonoscopia con polipectomía colónica
  • Colonoscopia con hemostasia de lesiones de colon
  • Colonoscopia con dilatación colónica
  • Colonoscopia con electrocoagulación
  • Colonoscopia con magnificación y tinción electrónica
  • Colonoscopia con extracción de cuerpo extraño

Es un exámen que permite al médico examinar el esófago, el estómago y las primeras porciones del intestino delgado (duodeno) para descartar anormalidades. El procedimiento se lleva a cabo mediante un dispositivo óptico (cámara pequeña) ubicada en un elemento tubular flexible (videoendoscopio) que se pasa por la garganta haciéndolo avanzar, para así evaluar cada una de las estructuras por las que pasa, hasta llegar al duodeno.

Durante el examen

La endoscopia es un examen bien tolerado y rara vez provoca molestias mayores. Se le ubica cómodamente sobre su costado izquierdo y se le introduce el endoscopio por la boca, que pasa del esófago al estómago y al duodeno. Tenga presente que el endoscopio no interfiere con su respiración durante el examen. Este procedimiento pueden realizarse bajo sedación. Si el médico considera, tomará una biopsia con fines de análisis, aunque no tenga sospecha de presencia de cáncer. Si la endoscopia se realiza para identificar sitios de sangrado, el médico puede controlar el sangrado por medio del endoscopio, ya sea inyectando medicamentos o por medios mecánicos. Además, durante el procedimiento, el médico puede encontrar pólipos, y es muy probable que los extraiga en ese momento, si las condiciones del paciente lo permiten. Por lo general, estos procedimientos no causan ningún dolor.

Al finalizar el examen

El paciente será llevado al área de recuperación por 15 ó 20 minutos, hasta que la mayoría de los efectos de la medicación hayan desaparecido. En ocasiones podrá sentir molestias en la garganta por algunos minutos posteriores al estudio. El médico le explicará los resultados del examen, aunque es probable que usted deba esperar los resultados de las biopsias que se realicen y solicitar control con el especialista.Si a usted se le administraron sedantes durante el procedimiento, un acompañante adulto deberá llevarlo a su casa y permanecer con usted. Aunque usted se sentirá bien después del procedimiento, su criterio y sus reflejos pueden quedar afectados hasta por 2 a 4 horas posterior al procedimiento. Es posible que sienta distensión debido al aire introducido en el estómago durante el examen. Estas sensaciones suelen desaparecer rápidamente. La dieta después del examen será normal.

Posibles complicaciones de la endoscopia

Por lo general, la endoscopia es un procedimiento seguro cuando es efectuado por manos expertas de médicos entrenados especialmente para ello. Una de las posibles complicaciones es la perforación o el desgarro de la pared del estómago o el esófago, que pueden requerir cirugía. En el sitio de la biopsia puede producirse sangrado, aunque generalmente éste es menor. El sangrado puede detenerse espontáneamente o puede ser controlado por medio del endoscopio, y rara vez se requiere de seguimiento médico. Algunos pacientes pueden presentar una reacción a los sedantes, o bien experimentar complicaciones por enfermedades cardíacas o pulmonares. A pesar de que no es común que se presenten complicaciones después de una endoscopia, es importante reconocer las señales tempranas de las mismas. Si usted advierte dolor abdominal severo, fiebre y escalofríos, comuníquese con nosostros y/o acuda a un servicio de urgencias.

Exámenes de vias digestivas altas:

  • Endoscopia digestiva alta Diagnóstica
  • Endoscopia digestiva alta con dilatación endoscópica
  • Endoscopia digestiva alta con hemostasia de lesiones EGD
  • Endoscopia digestiva alta con Electrocoagulación
  • Endoscopia digestiva alta con extracción de cuerpo extraño
  • Endoscopia digestiva alta con magnificación y tinción electrónica

El procedimiento que en la actualidad se recomienda es la rectosigmoidoscopia flexible por ser mejor tolerado y examinar un trayecto mayor con relación a la rectosigmoidoscopia rígida.

Durante el examen

Después del examen rectal digital, se introduce el videosigmoidoscopio en una extensión aproximada de 40 a 60 cms, el cual se avanza suavemente. Se insufla aire a través de él para ayudar a tener una mejor visibilidad que en algunos pacientes da sensación de urgencia de defecar. La mucosa del colon y recto es examinada cuidadosamente y, si está indicado, se tomarán biopsias para analizar al microscopio los fragmentos tomados.

Al finalizar el examen podrá reanudar sus actividades normales.

Los pólipos son crecimientos anormales de la mucosa, generalmente benignos. Su tamaño puede oscilar desde un punto pequeño, hasta varios centímetros. El médico no siempre puede distinguir un pólipo benigno de otro maligno (canceroso) por el aspecto exterior, por lo cual solicita analizar los pólipos que extrae. Dado que el cáncer comienza en los pólipos, su extracción es una manera importante de prevenir el cáncer de las vías digestivas.

¿Cómo se extraen los polipos?

El médico extrae los pólipos pequeños con una pinza que pasa por el gastroscopio o por el colonoscopia o mediante el uso de lazos de alambre llamados asas. Para extraer pólipos más grandes, el médico emplea una técnica llamada polipectomía con asa. Este procedimiento consiste en pasar un lazo de alambre a través del equipo, extraer el pólipo de la pared intestinal utilizando una corriente eléctrica. Durante la polipectomía no se siente ningún dolor.

Posibles complicaciones

Por lo general, la colonoscopia y la polipectomía son procedimientos seguros cuando son efectuados por médicos expertos capacitados en la realización del procedimiento.

Una de las posibles complicaciones es la perforación o el desgarro de la pared intestinal, que pueden requerir cirugía. En el sitio de la biopsia y la polipectomía puede producirse sangrado, aunque generalmente éste es menor.

El sangrado puede detenerse espontáneamente o puede ser controlado por medio de la polipectomía, y rara vez se requiere de seguimiento médico. Algunos pacientes pueden presentar una reacción a los sedantes, o bien experimentar complicaciones por enfermedades cardíacas o pulmonares.

A pesar de que no es común que se presenten complicaciones después de una polipectomía, es importante reconocer las señales tempranas de las mismas. Si usted advierte dolor abdominal severo, fiebre y escalofríos, o bien sangrado rectal, comuníquese con su médico y/o asista a urgencias. Tenga en cuenta que el sangrado puede producirse varios días después de la polipectomía.

Es un método de electrocoagulación, de múltiples usos y aplicaciones. Como resultado, permite la aplicación del contacto de energía eléctrica para lograr la destrucción del tejido o realizar una hemostasia.

Ha sido utilizada en diferentes patologías del tubo digestivo superior como las lesiones vasculares difusas o localizadas tipo angiodisplasias o el estómago “en sandía”, el esófago de Barrett, la colitis rádica o actínica, la hemorragia por úlcera péptica, el divertículo de Zenker, el tratamiento de tumores malignos y especialmente en la repermeabilización de prótesis metálicas, colocadas con indicación paliativa con crecimiento tumoral intraluminal del cáncer esofágico.

Procedimiento endoscópico que permite el estudio y tratamiento del intestino delgado, órgano que mide aproximadamente 8 metros. Consiste en la introducción, por vía oral o anal, de un endoscopio más largo y delgado que los tubos normales junto a un sobretubo, ambos con un sistema de balones inflables, que posibilitan ir enhebrando el intestino para alcanzar toda su extensión y permitir así la observación y tratamiento de esta sección del tubo digestivo.

Se estima que es uno de los métodos más completos de exploración del intestino delgado al permitir la observación de tramos hasta ahora inaccesibles. Es de gran utilidad en el estudio de pacientes con lesiones intestinales como sospecha de enfermedad de Crohn, poliposis y tumores; alteraciones radiológicas en el intestino delgado o que presenten hemorragias digestivas de origen indeterminado.

Pero también su gran utilidad está dada porque posibilita tomar biopsias para confirmación histológica y permite el tratamiento de las lesiones identificadas siendo la principal indicación el sangrado oculto – o hemorragias digestivas de origen indeterminado- cuyas causas más comunes pueden ser tratadas por vía endoscópica en el 95 % de los casos.

.

INDICACIONES IMPORTANTES PARA REALIZAR EL EXÁMEN

Endoscopia pediátrica

Polipectomía gástrica adultos

Inserción stent esofágico

Ligadura de Varices Esofagicas

Terapias de Argón Plasma